La Guardia de Honor del Sagrado Corazón



"La Guardia de Honor tiene su punto de partida en el Calvario, su base en la Herida del Corazón de Jesús, sus modelos en los primeros "guardias de honor" que rodeaban la Cruz solitaria cuando ese Corazón fue abierto por la lanza: la Santísima Virgen, San Juan y Santa María Magdalena".

La Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús (Hora de Presencia al Corazón de Jesús) es una Asociación Pública Universal de Fieles (erigida por la Sede Apostólica) nacida el 13 de marzo de 1863 en el monasterio de la Visitación de Santa María de Bourg en Bresse (Francia). Su fundadora y promotora fue Sor María del Sagrado Corazón Bernaud que, inspirada por el lamento del Señor: “Busqué quien me consolará y no lo hallé”, reunió a un grupo de personas que por turnos de hora se entregaran al amor y reparación del Corazón de Jesús.


«Los hijos del Corazón Herido hablan todos una misma lengua, que tiene por raíz la palabra Amor».
(Sor María del Sagrado Corazón Bernaud)

Su práctica es muy sencilla: Consiste en ofrecer una hora del día, sin cambiar de ocupación, para amar, dar gloria y reparar al Corazón de Jesús. Esta "hora de guardia o de presencia" consiste en ofrecer el deber de estado de cada uno: trabajo, estudio, descanso, deporte, oración, sana diversión, en unión a la ofrenda de Cristo al Padre, para su gloria y salvación de nuestros hermanos. Vivir la "hora de guardia" hace que, a la larga, nos vayamos acostumbrando a sentir la presencia y cercanía de Jesús en nuestra vida, que así se llena de sentido.


El símbolo de la Asociación es un cuadrante con el Corazón Traspasado de Jesús y, a su alrededor, una corona de doce estrellas que marcan las horas del día, y en la que están inscritos los nombres de los asociados, cada uno en la hora que ha elegido para acompañar a Jesús.

Cualquier fiel católico puede pertenecer a la Guardia de Honor del Sagrado Corazón de Jesús. Para inscribirte como Guardia de Honor tienes que:

- Inscribirte en un centro de la Asociación: en cualquiera de los monasterios de la Visitación de Santa María.
- Escoger una hora del día y ofrecerla al Corazón de Jesús, sin que sea necesario cambiar tu actividad ordinaria, aunque haya días en que puedas ofrecer la hora en oración.
- Ofrecer al Padre durante esa hora la Sangre y el Agua salidas del Corazón de Jesús, es decir, hacer la "preciosa ofrenda".
- Nada de esto obliga bajo pena de pecado. Lo importante en la Guardia de Honor es el amor.
- Si se olvida  tomar conciencia de la "hora de guardia", se puede comenzar en el momento en que uno se acuerde.

Envía esta inscripción por correo postal a cualquiera de los Monasterios de la Visitaciónde Santa María en tu país.


Más adelante, los miembros de la Guardia de Honor se consagran al Sagrado Corazón de Jesús en una ceremonia pública (en el monasterio o parroquia) y reciben la medalla de la Asociación. Este día puede ganarse indulgencia plenaria con la condiciones de la Iglesia.


Acto de consagración al Sagrado Corazón de Jesús de la Guardia de Honor

Corazón de Jesús, que en este día has querido admitirme entre tus fieles servidores de tu Guardia de Honor; yo………, agradecido/a a  tu bondad, y consciente de la responsabilidad y el honor de tu llamada, te ofrezco, desde ahora y para siempre, mis pensamientos, palabras y obras, y te prometo pagarte amor con amor, glorificarte extendiendo tu Reinado en torno mío, en cuanto me sea posible, y reparar las injurias que recibes especialmente en el Sacramento de la Eucaristía; entendiendo esta promesa según los Estatutos de la Guardia de Honor. Corazón de Jesús, haz que te ame en esta vida para poder amarte eternamente en la Gloria. Amén.


- PATRONOS DE CADA HORA DE GUARDIA E INTENCIONES -
12 a 1: Ntra. Sra. del Sagrado Corazón - La Iglesia. Las causas difíciles y desesperadas.
1 a 2: San José y los Santos - Las naciones y sus gobernantes, la paz.
2 a 3: Los Justos de la tierra - Las instituciones políticas, sociales, económicas, medios de comunicación.
3 a 4: Los Serafines - La familia, el respeto a la vida.
4 a 5: Los Querubines - La enseñanza, los jóvenes.
5 a 6: Los Tronos - El trabajo, los que van de viaje.
6 a 7: Las Dominaciones - Los pobres, los que sufren.
7 a: Las Virtudes - La propagación de la fe, los misioneros.
8 a 9: Las Potestades - La conversión de los pecadores y alejados.
9 a 10: Los Principados - Los agonizantes.
10 a 11: Los Arcángeles - Las almas del Purgatorio, los asociados y familiares difuntos.
11 a 12: Los Ángeles - El Reinado del Corazón de Jesús. Acción de gracias por los beneficios recibidos.

Oración para el inicio de la hora de guardia

Sagrado Corazón de Jesús, Salvador y Rey mío, te ofrezco esta hora de guardia, durante la cual, en unión con… (aquí se nombra el patrón de la hora) y pidiéndote por… (las intenciones particulares de la hora), deseo especialmente amarte, glorificarte y reparar las ofensas que recibes de todos los hombres. Acepta esta intención, mis pensamientos, palabras, obras, alegrías y sufrimientos de esta hora, y recibe mi corazón que generosamente te entrego, suplicándote lo consumas con el fuego de tu purísimo Amor. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

V: Sagrado Corazón de Jesús.
R: Venga a nosotros tu Reino.
V: Jesús, manso y humilde de corazón.
R: Haz mi corazón semejante al tuyo.
V: Inmaculado Corazón de María.
R: Protege a la Guardia de Honor del Corazón de tu Hijo.